Los alimentos perecederos y su conservación

Los alimentos perecederos que podemos encontrar en el Cash & Carry Málaga son aquellos que se descomponen con rapidez debido a las condiciones ambientales. El tiempo de dicha decadencia dependerá de las características y el tipo de producto en cuestión, por lo que no se pierden de la misma manera la carne fresca que las frutas, las verduras o la leche.

¿Cuáles son los alimentos perecederos más habituales?

Los productos que perecen antes son los mariscos y los pescados. A continuación, la carne cruda, los zumos, la leche, el queso y los huevos. En cuanto al queso, en función de su periodo y método de curación puede descomponerse antes o no.

También es cierto que hay factores ambientales que pueden acelerar el proceso de descomposición de estos alimentos. A mayor temperatura, humedad y presión las bacterias se desarrollan en los alimentos con mayor facilidad.

La refrigeración y el envasado al vacío son las técnicas que se utilizan con más frecuencia para detener el proceso de decadencia de los productos perecederos. Precisamente, cuando congelamos un producto en casa alargamos su vida y retardamos la aparición de bacterias que lo pueden descomponer.

No obstante, a pesar de haber congelado los alimentos es posible que haya presencia de bacterias en los mismos. De ahí que sea muy recomendable descongelar los productos perecederos del Cash & Carry en Málaga de forma lenta y en el refrigerador.

Para una mayor seguridad, los alimentos perecederos van acompañados de una etiqueta en la que se indica la fecha de envasado, el consumo preferente y la caducidad.