El alcohol isopropílico y nuestra piel

Uno de los productos que más demanda tenemos como distribuidor de droguería en Málaga es el alcohol isopropílico, un producto muy versátil que, entre sus múltiples usos, puede venir muy bien a nuestra piel.

Beneficios en nuestra piel del alcohol isopropílico

  • Reduce los síntomas de la artritis: Este alcohol es ideal para los problemas en las articulaciones, así como de la artritis. El modo de aplicación consiste en humedecer paños en una disolución de alcohol y agua a partes iguales y colocarlos sobre las articulaciones doloridas.
  • Relaja los músculos tras la actividad física: El modo de aplicación sería igual al que haríamos para calmar el dolor de articulaciones.
  • Acaba con el acné: El alcohol isopropílico es ideal para acabar con el acné, no obstante, no se recomienda el uso en exceso pues puede resecar la piel. El alcohol debe aplicarse una vez tenemos la cara limpia, con un algodón, con cuidado de no aplicarlo cerca de los ojos y la boca.
  • Limpiar heridas: Se trata de un antiséptico perfecto para desinfectar heridas superficiales. Se recomienda, antes de limpiar la herida hacer una disolución de 50% de agua con 50% de alcohol.

Consideraciones a la hora de usar alcohol isopropílico

  • No se debe aplicar en niños, pues el contacto con la sangre puede provocar que entre en el torrente sanguíneo causando una intoxicación.
  • Debe mantenerse alejado de fuentes de calor, ya que es altamente inflamable.
  • Se debe usar en zonas abiertas y bien ventiladas, para evitar la inhalación.