Breve evolución de los productos de limpieza desde el siglo XIX

Hoy en día, los servicios de un buen distribuidor de droguería en Málaga es algo muy común, algo que no lo era hace un siglo aproximadamente. Hasta principios del siglo XIX, las condiciones de vida de muchas ciudades y hogares eran deplorables, pero todo cambió cuando se descubrieron los gérmenes y gracias a ello, se pudieron descubrir las enfermedades que transmitían.

Con la llegada de los productos de droguería, todo cambió

Los productos farmacéuticos, jabones y desinfectantes, comenzaron a desarrollarse, reconociéndose que la enfermedad podía ser controlada. Se podría decir que fue el primer paso en relación al saneamiento, limpieza e higiene y con ello, se cambiaron las tendencias en cuanto a limpieza y salud pública.

Ya en el siglo XX, durante la Revolución Industrial, se consiguió conocer más sobre la microbiología y la enfermedad, cambiando radicalmente en cuanto a la actitud hacia la limpieza. Fue el momento en el que la tecnología y la limpieza se dieron la mano a inicios del siglo XX.

Desde aquel momento se han ido descubriendo infinidad de propiedades diferentes en los productos de limpieza, lanzándose también un gran número de propuestas diferentes para toda clase de limpieza, cubriendo así un amplio abanico de necesidades de la sociedad.

Aquellos años en los que la enfermedad hacía que el promedio de vida fuese de 40 años allá a principios del siglo XIX, han pasado. Actualmente, tenemos a nuestra disposición un gran número de productos de limpieza e higiene que evitan que podamos infectarnos con gérmenes y bacterias, mejorando exponencialmente nuestra calidad de vida.